Síntomas visibles de la diabetes gestacional

En la mayoría de las mujeres, la diabetes gestacional no causa signos o síntomas notorios. En raras ocasiones, puede causar mucha sed o aumento de la micción.

¿Cuándo debo consultar a un médico?

Si es posible, busque atención médica temprana, si es posible desde que comience tratar de quedar embarazada. De esa forma el médico podrá evaluar el riesgo de diabetes gestacional, como parte de su plan general de salud reproductiva. Una vez que haya quedado embarazada, recibirá tratamiento para la diabetes gestacional como parte de su cuidado prenatal regular.

Si una mujer desarrolla diabetes gestacional, es posible que necesite chequeos más frecuentes. Lo más probable es que se produzca en los últimos tres meses del embarazo, por lo que el personal médico vigilará estrechamente su nivel de azúcar en la sangre y la salud del bebé.

También puede ser remitida a la consulta de profesionales especializados en el control de la diabetes, como un endocrinólogo, un dietista o un educador en diabetes. Ellos pueden enseñarle a controlar su nivel de azúcar en la sangre durante el embarazo.

Para asegurarse de que el nivel de azúcar en la sangre ha vuelto a la normalidad después del parto, el médico suele realizar una evaluación inmediatamente después del parto y luego tras seis semanas. Una vez que se ha tenido diabetes gestacional, lo más adecuado es chequear los niveles de azúcar en la sangre regularmente, lo que dependerá también de los resultados obtenidos poco después del nacimiento del bebé.