¿Necesitaré pruebas adicionales mientras estoy embarazada?

El médico querrá controlar a su bebé con mayor intensidad durante las últimas dos o tres meses de embarazo, dependiendo de la gravedad de su diabetes, y si usted tiene cualquier otro problema médico u obstétricas.

embarazada en consultaEsto probablemente significa que tendrá consultas prenatales más frecuentes que de costumbre y deberá empezar a contar los movimientos del bebé a las 28 semanas.

Si no se puede mantener el azúcar en sangre bajo control es probable que comiencen a hacerse pruebas para comprobar el bienestar de su bebé, a partir de las 32 semanas o de 28 semanas, dependiendo de la situación individual. Las pruebas pueden incluir el monitoreo cardíaco fetal (pruebas sin estrés) y ecografías periódicas denominadas perfiles biofísicos.

Si la diabetes gestacional se mantiene bajo control sin medicamentos y no se tienen otros problemas de salud, probablemente no se necesitará ninguna prueba adicional hasta aproximadamente 40 semanas.

Es probable que se realice un ultrasonido cerca de la fecha de parto. Si el bebé parece estar muy grande, puede inducirse el parto antes de la fecha prevista, o el médico puede recomendar un parto por cesárea.

Si la diabetes se diagnostica en la primera mitad del embarazo, es probable que la mujer haya tenido diabetes desde antes de la concepción. En este caso, el médico puede ordenar una ecocardiografía fetal para estar al tanto de posibles riesgos de defectos, especialmente defectos del corazón, que son más probables si el azúcar en la sangre es elevado durante las primeras 8 semanas de embarazo, cuando se está formando el cuerpo del bebé.