Afrontamiento y apoyo

ebarazada apoyoNo es fácil comprender y aceptar que se tiene una condición que puede afectar la salud de un bebé por nacer. Para la embarazada puede ser muy difícil preocuparse por su bebé y cuidar de sí misma a la vez. No sería raro que en esta situación comiera los alimentos equivocados o careciera de energía para hacer ejercicios.

Por eso resaltamos que los mismos pasos que le ayudarán a controlar el nivel de azúcar en la sangre, tales como comer alimentos saludables y hacer ejercicio regularmente, pueden ayudar a aliviar el estrés y nutrir a su bebé. Estas actividades también pueden prevenir la diabetes tipo 2 en el futuro.

No dude que la práctica de ejercicio y la buena nutrición son herramientas poderosas para tener un embarazo saludable, así como para garantizar una vida sana para ambos.

Tenga en cuenta además que saber más acerca de la enfermedad en sí, probablemente harán que se sienta mejor. Hable con su equipo de atención médica, lea libros y artículos sobre la diabetes gestacional, únase a un grupo de apoyo para mujeres con diabetes gestacional. Cuanto más sepa, más controlada se sentirá.